Calibración y verificación dinamométrica

Tanto las normas ISO 9000 como la normativa española o los estándares propios, así como un número creciente de Comunidades Autónomas, exigen a los talleres tener un control sobre la precisión de sus sistemas de medida, para evitar que los errores de medición no controlados puedan afectar a los usuarios.

El requisito fundamental es tener un procedimiento de calibración y verificación periódica de los equipos de medición, con registros que permitan demostrar que el equipo de medida está dando valores dentro de los parámetros definidos como estándar.

Este procedimiento tiene que ser llevado a la práctica y se tienen que conservar los registros de los ensayos realizados.

REYSLER CSI cuenta en sus propias instalaciones con un Laboratorio de Calibración que permite agilizar el proceso de calibrar los equipos de medida de los talleres.

  • Micrómetros
  • Pie de rey
  • Manómetros neumáticos
  • Compresimetros
  • Llaves y herramientas dinamométricas
  • Balanzas (cabinas de pintura)

Reysler CSI

Las herramientas y la maquinaria deben cumplir unos requisitos:

1. Estar en condiciones de funcionamiento (mantenimiento preventivo, programado o predictivo)
2. Ofrecer mediciones precisas (error conocido y dentro de los límites).
Toda herramienta o máquina que permita obtener mediciones para tomar decisiones, debe tener un control sobre las mediciones que está dando.
Entre los equipos que se calibran se incluyen los manómetros, que van a permitir que el vehículo lleve las presiones adecuadas.
Las llaves dinamométricas, cuya función es medir y proporcionar el par de apriete adecuado a cada unión roscada.
El pie de rey, instrumento que permite medir longitudes exteriores, tomar medidas interiores y profundidades.